19 de April de 2024 New York

Blog Post

Conoce la celebración del día de las Flores en Guanajuato

El día de las Flores, una celebración arraigada en la ciudad de Guanajuato, llega nuevamente este año con sus tradicionales rituales y preparativos para la Semana Santa. Esta festividad, que tiene lugar en el corazón de la ciudad, se distingue por la compra y decoración con flores, marcando así el inicio de las conmemoraciones religiosas.

Desde la noche del jueves, previo al viernes de los Dolores, los guanajuatenses se lanzan a las florerías y mercados en busca de flores y plantas para embellecer las calles, plazas, iglesias y templos. El Jardín de la Unión, punto neurálgico de la ciudad, se convierte en un bullicioso mercado floral, donde los vendedores exhiben sus mejores productos desde tempranas horas. Esta práctica, arraigada desde hace años, es una muestra del fervor religioso y cultural que caracteriza a la región.

La historia detrás de esta tradición se remonta al año 1885, cuando comenzó a celebrarse el Viernes de Dolores en Guanajuato. En ese entonces, la población adornaba altares con flores en honor al sufrimiento de la Virgen María una semana antes de la crucifixión de su hijo, Jesucristo.

Además de la decoración floral, la noche del jueves solía ser un día de intercambio de gestos románticos. Según relatos del cronista Manuel Leal, antiguamente, los hombres y mujeres recorrían el Jardín de la Unión en direcciones opuestas, intercambiando miradas y regalos de flores. Aunque esta costumbre ha perdido fuerza con el tiempo, aún persisten parejas que mantienen viva la tradición de enviar arreglos florales como muestra de afecto.

Con el paso de los años, la celebración ha incorporado nuevas prácticas, como la venta de huevos de Pascua y la distribución de nieves y aguas de sabor entre turistas y habitantes de la ciudad.

El día de las Flores no solo es una ocasión para embellecer la ciudad, sino también un momento de reflexión y preparación espiritual para la Semana Santa, recordando el sufrimiento de Jesucristo y su madre, la Virgen María.

La festividad culmina con diversas actividades religiosas y culturales que reflejan la rica tradición y devoción de Guanajuato hacia la Semana Santa, fortaleciendo así el vínculo entre la comunidad y sus creencias religiosas.